Image
Top
Navigation
11 octubre, 2016

¿Cómo practicar BDSM por primera vez?

Sin llevarse un disgusto.

El BDSM* es tendencia. La literatura erótica y las películas del momento han conseguido algo impensable, que una práctica que era considerada un fetiche extraño de gente freak, sea normalizado. Se ha tenido que crear un peliculón y vender miles de copias de libros, pero ¡oye! Por lo menos se ha avanzado.

Tras el estreno mundial donde la señorita Anna conoció al señorito Cristian y descubrir que una mazmorra, podía ser una habitación roja de lo más sexy, miles de mujeres se apuntaron al fenómeno de las sombras y decidieron realizar sus fantasías más secretas.

El BDSM es un juego, un juego muy excitante, donde existen unas normas claras y precisas, que por una vez, no están para saltárselas, puesto que tu salud también participa en el en juego (consejitos del día: poner límites, pre-negociar la escena, tener palabras de seguridad, escoger las instrumentos adecuados…) Bijoux Indiscrets ha preguntado a 4 mujeres sobre sus experiencias con el BDSM para que os den consejos útiles y vuestra ‘ primera vez’ sea fantástica ¿Preparadas?

TERESA, 32

giphy

Tras comprender que no tenía problemas emocionales, sino más bien, que me gustaba como lucía el látex y el ‘’cuero’’ sobre la piel, hablé con mi pareja sobre mis fantasías. Le explique lo que sentía y la curiosidad que tenía por probar cosas nuevas. Lo más sorprendente fue que la idea le encantó, que también lo había estado pensando pero que no se atrevía a preguntarme. Una vez superada la barrera de la vergüenza todo es más fácil. Nosotros solemos hacerlo todo a lo grande, y tras hablar durante dos días sobre el tema visitamos una tienda donde compramos miles de artilugios: disfraces, atrezzo e instrumentos para la sesión. Cuando llegó el momento, no sabíamos muy bien como emplear la mitad de las ‘’herramientas’’, y perdimos seguridad en nosotros mismos y la excitación inicial. Ya sabéis que no hay nada más excitante que la confianza en uno mismo. Además, me compré una capucha que casi me asfixia (y no, no era su cometido). Mi consejo: Estudiar bien la escena y lo que queráis hacer, empezar despacio para que todas las experiencias sean agradables: podéis usar antifaces para taparos los ojos y esposas, o el propio, antifaz para ataros. No vais a convertiros en unos expertos sumisos o dominantes en 5 minutos, tomároslo con calma y dedicarle tiempo.

ELENA, 25

giphy (1)

Yo nunca había ido más allá de un pequeño azote en el trasero durante mis relaciones sexuales. He de admitir que me gustaba la sensación, pero ya sea por vergüenza o por que yo misma negaba la realidad, no me atreví a dar un paso adelante hasta hace relativamente poco. Realmente, hoy por hoy, me da igual que me juzguen, descubrir y aceptar que me gustaba ha mejorado mi vida sexual. Después de leer una guía de introducción al BDSM (The ultimate guide to kink) y darme cuenta de lo equivocaba que estaba sobre esta práctica, me dejé llevar. Mi consejo: Si sois fans del spanking** como yo, tenéis que saber que lo primordial es que sea consentido (como cualquier otro acto sexual), pre-negociado y que las mejores zonas son las que tienen más piel, grasa o músculo (el culo, por ejemplo).

TANIA, 40

giphy (2)

Con la persona adecuada y teniendo claro que quieres practicar y de que modo, puede ser una experiencia maravillosa. Todo el mundo piensa que el BDSM es sexo salvaje y descontrolado, pero hay una parte más suave, sin nudos complicados o posturas raras, que no asusta, y es genial para los principiantes. Me llamo Tania y soy una dominatrix, me dedico a humillar a hombres que piden ser humillados, mi consejo es que consultéis con expertos cuando queráis entrar en el mundo BDSM. Practicarlo con la persona adecuada mejora, muchas veces, el concepto que se tiene de esta practica y anima a seguir practicándola. Todo debe negociarse con antelación y marcar los límites con claridad, ya que tu cuerpo estará a merced de otra persona, que siempre debe tratarte con respeto. Para los que os llame la atención ser dominantes como yo, lo primero que debéis tener claro es que podéis con la situación: regalar dolor para regalar placer.

MONICA, 45

giphy (3)

La primera vez que practiqué bondage***, porque lo que yo quería era ser atada y dejar mi cuerpo a voluntad de mi pareja, acabé con moretones de las cuerdas por todo el cuerpo. Nuestro error fue no revisar ningún manual y pensar que atar tu cuerpo es equivalente a atarse los zapatos. Elegir materiales de calidad, no ajustéis en exceso las correas, las cuerdas, o lo que uséis y leer muuuuucho sobre el tema; tampoco está de más practicar antes si vais hacer nudos (pueden ser complicados). Comenzar con unas esposas clásicas, para manos o para pies, y si os gusta, aumentar el grado (poco a poco).

*BDSM: Un término que abarca las prácticas y las fantasías eróticas en torno al Bondage, Dominación, Sumisión y Masoquismo 

**Spanking: Acción de azotar o ser azotado. Una práctica utilizada entre los amantes del BDSM.

***Bondage: Inmovilización de una persona a través de ataduras, que pueden hacerse en todo el cuerpo o en una zona.

 

Comments

  1. karla

    como hago para ganar confianza y hablar lo con mi pareja

  2. bdsm son sensaciones paso a paso se pueden intensificar , los limites los ponen los participantes

Submit a Comment

Posted By

Categories

Sexo & Amor